Hechizos para enamorar

hechizos para enamorar

¿Buscas pareja y no sabes qué puedes hacer para enamorar a alguien? ¿O ya tienes alguna persona en tu punto de mira y no te hace caso? Te sugerimos a  continuación algunos hechizos o rituales que te ayudarán a triunfar en el mundo del amor. ¡Y además son muy fáciles! No necesitarás acudir ni a brujas ni a practicantes de ciencias ocultas para llevarlos a cabo.

Para este primer hechizo necesitas una hoja blanca de papel de algodón, un sobre de infusión de hierbabuena, una cereza, una rosa blanca y una cáscara de cebolla. Empieza por escribir el nombre de la persona a quien quieres enamorar con tinta roja en el papel. Luego separa las cáscaras de la cebolla y la cereza y ponlas dentro del sobre de hierbabuena para guardarlo todo en tu bolso. Con la pulpa de la cereza mancha el nombre que has escrito y guarda el hueso. La hoja de papel la enterrarás en una maceta que esté floreciendo y que colocarás en un lugar de la casa donde no pases mucho tiempo. Y ahora te preguntarás por el hueso, pues lo guardas debajo de tu almohada y cada noche lo chupas mientras recitas: «Este hechizo lo hago por amor y para mi amor, lo que de él resulte dará un fruto maravillosos que nos hará felices a ambos».

Otro hechizo para enamorar a la persona que deseas (y que en este caso solo pueden hacer las mujeres) es el siguiente: límate las uñas un martes de luna llena y guarda el polvo en una caja. Frótate con esa caja cada noche mientras dices: » En tí deposito todo mi amor». Al cabo de un mes, echa ese polvito de las uñas en la bebida del chico que quieres enamorar…y verás los resultados.

Para acabar, si quieres enamorar a un amigo/a, coge una cinta roja que mida tanto como tu y escribe en ella con rotulador dorado, el nombre y apellidos de la persona que te interesa cinco veces. Átala a la cabecera de tu cama y haz un nudo cada noche a lo largo de nueve días pensando en esa persona. Luego coge la cinta y enróllala. Átala a una prenda interior tuya o alrededor de tu cintura haciendo tres nudos para sujetarla. Cuando se rompa, la quemas y las cenizas las pones en una planta que tenga flores rojas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.